Los MISIONEROS DEL VERBO DIVINO celebramos este año 2014 el 125º aniversario de la llegada de nuestra Congregación a la Argentina

Junto a nuestros co-misioneros laicos, nos sentimos especialmente motivados a:

  • Apreciar brevemente y valorar los tiempos fundacionales

  • Contemplar una consolidación en madurez y misión

  • Abrirnos a tiempos nuevos, los que nos modelan y estamos gestando

logo125_svdarg2

 

Apreciar brevemente y valorar los tiempos fundacionales

La llegada al país fue en el puerto de Buenos Aires el 23 de octubre de 1889. Los primeros misioneros venían para responder a necesidades pastorales concretas de los colonos establecidos en el interior del país. Estos fueron tiempos de misiones populares, de detectar a estos grupos familiares que devienen en Colonias.

A Buenos Aires se llega en noviembre de 1894. Y el establecerse es en la entonces periferia de quintas, pronto llegan Hermanos religiosos trayéndose “al hombro” una imprenta.

Podemos sacar unas conclusiones de este momento: Por una parte, la necesidad de mirar la Congregación desde el Interior del país, luego la importancia de la Comunicación, entonces ilustres revistas, hoy Editorial; y no olvidar las Misiones populares.

Otros rubros fundacionales fueron el campo de la educación (colegio San José de Esperanza, marzo de 1891 y el Guadalupe, en 1903) y el servicio en la formación del clero local (seminarios de Paraná, Salta y el Regional de Catamarca, hasta 1963).

En otro contorno geográfico, para acompañar inmigrantes y recoger la herencia de la reducciones jesuíticas, en 1898, comienzan las misiones populares y organización de pueblos en la provincia de Misiones; tarea prolongada hasta la tercera década del siglo pasado.

Podemos resaltar también la inauguración el 12 de marzo de 1922, y el envío en misión a Filipinas desde la Escuela Apostólica de Rafael Calzada.

Contemplar una consolidación en madurez y misiónLa segunda etapa la vemos desde el horizonte de las Misiones, en un ambiente de cristiandad, momentos de superación de desencuentros con el Liberalismo y una Iglesia marcada por la romanización. Ayudó a esto el exitoso Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Buenos Aires.Es un período “floreciente” y de envíos en Misión.

Un signo de los tiempos en esta época es la apertura a nuevos contextos, como Jujuy, con la apertura del colegio El Salvador, la pastoral de Comunidades del Altiplano y la Quebrada, y últimamente a la superpoblada periferia capitalina, en Alto Comedero.

Otra inflexión cultural ha sido la de hacerse presentes en Córdoba, a través del trabajo de parroquias de barrios y las casas de formación de misioneros.

La temática misional siempre estuvo presente, con muchos testimonios de misioneros en Asia; agregándose europeos y finalmente hacia 1960, argentinos en África. Hubo dos publicaciones que dinamizaron este interés, la revista “El Joven Misionero” y el “Almanaque Guadalupe”.

Abrirnos a tiempos nuevos, los que nos modelan y estamos gestando

Cambio de los tiempos. Y por esto entendemos un espectro muy amplio: en lo “intra-eclesial” cobra presencia el movimiento bíblico, y desde los tiempos fundacionales hemos sido muy sensibles a esta veta. Además “los aires” del ecumenismo, de la renovación litúrgica, y del cristocentrismo que nos acercaron quienes estudiaron en Europa en la década de 1950.

El acontecimiento eclesial con esos elementos internos nuevos que ha sido el Concilio Vaticano II marca el inicio de otra etapa. Y un documento del mismo, La Iglesia en el mundo contemporáneo (Gaudium et Spes) inaugura otra metodología, no ya solamente docente sino con condimentos de aprendizaje y de lectura de “los signos”. Y al Concilio le sigue en Latinoamérica la Conferencia General del CELAM en Medellín (en octubre de 1968).

Ahí entendimos la urgencia del Papa Juan XXIII a ejercitarnos en “la lectura de los signos de los tiempos”. Y se gestó otra eclesiología, desde las Bases.

En la Congregación, la ya creciente conciencia de la Iglesia Comunidad de Comunidades, origina las de Base en algunas diócesis.

No desconocemos los esfuerzos de formación del laicado con una actitud de “lectura y escucha”.

A fines de la década de 1960 asistimos a la apertura hacia Mendoza y Merlo en San Luis, y pocos años después en la diócesis de Neuquén.

En 1976 se da el nombramiento del Padre Obispo Jorge Novak como obispo de Quilmes. Su opción por los pobres y su compromiso por la defensa de los derechos humanos, provoca en muchos hermanos verbitas una apertura e inclinación a opciones en la misma línea.

Consideración como “Intermedio”.

Si en los años fundacionales se dio una presencia mayoritaria de verbitas de procedencia sajona, alemanes por sobre todo; en la segunda etapa que indicamos, de consolidación y envíos misionales, el personal pasa a ser preponderantemente argentino; sigue la presencia valiosa de alemanes, austríacos, en su momento holandeses, y se suma entre las décadas del 1970-80, con presencia muy valiosa, los españoles que han tenido formadores argentinos en los años 1950-60.

Y la gran novedad, ya avanzada la década de 1990, hasta nuestros días, es la afluencia numerosa de hermanos de origen asiático, de India, Filipinas, Indonesia, Vietnam, y algunos de África.

Los Capítulos Generales de 1982 y 1988, inclinaron las orientaciones hacia Justicia y Paz (temática elaborada ya en Latinoamérica por Medellín y Puebla) y se instrumentaron las entonces las llamadas Áreas, devenidas con mayor propiedad en los años siguientes en Dimensiones características.

Un apartado merece la Formación, ya que en los años ’90, respondiendo al desafío de la opción por los pobres, protagonizan en gran parte los estudiantes mismos un caminar hacia la inserción en medios populares.

En lo referente a las Dimensiones, es una “marca” llamada a aflorar en toda nuestra misión; en la bíblica como colorido insoslayable, y en Comunicación.

Como apoyo a este cometido de misión, nos acompañan las publicaciones de Editorial Guadalupe.

Cerramos este breve historiar refiriéndonos a la tarea conjunta con otras Congregaciones, y como filial de Vivat Internacional, a Vivat Argentina, una ONG llamada a ser lugar privilegiado de esta “Lectura” y consiguiente impulso en Misión, con hemos titulado el presente escrito.

 

 

MES DE LA BIBLIA

Un aporte más para enriquecernos y crecer en nuestra fe

.

.

.

Sugerencias para el mes de la Biblia (septiembre)

…queremos aprovechar todos los espacios donde cotidianamente compartimos la Palabra de Dios en la Vida y en la Biblia, para seguir nutriendo la espiritualidad misionera de nuestras Comunidades parroquiales, educativas y de formación.

Nuestra vida y misión centradas y arraigadas en la Palabra del Señor se nutre en la escucha y anuncio del Verbo. Compartamos el gusto y la fuerza que encontramos en la Biblia cuando queremos que la Palabra se siga haciendo carne en nuestras vidas y en la historia.

El Coordinador de la Dimensión Biblia ARS, P. Miguel Armada svd, nos envía para compartir en nuestras comunidades varias sugerencias para el mes de la Biblia.

 FUENTE: http://www.svdargentina.org.ar/

 

Documentación

Es el Área que tiene la responsabilidad primaria de preservar la Historia Parroquial y su entorno inmediato, a través de acciones concretas como las de recopilar, clasificar, ordenar, registrar y preservar todos los documentos y objetos relativos a esta historia; así como la centralización en el lugar físico que garantice adecuado tratamiento y  preservación. A tales fines emplea como plataforma de bases de datos para la documentación y objetos relevados, el programa de la UNESCO denominado WinISIS.
Asimismo, es la encargada de la captura, registro y preservación de los contenidos audiovisuales (fotografía, video y/o audio) que surjan en ocasión de eventos o acontecimientos destacados en los que la Comunidad Parroquial participe en el futuro, diseminando estos contenidos hacia otras áreas del Eje de Comunicación que tengan incumbencia, en el momento que se produzcan los eventos.
Encarará, además, la elaboración del proyecto, instrumentación museológica y explotación del Museo Parroquial y de Arte Religioso.

Contacto: Edgardo Cepeda, 15 5810 7896, “edcepeda@gmail.com”

 Acceso al sitio anterior

Equipo de Medios

Somos un Equipo de trabajo, interdisciplinario, que desde lo humano, propicia la integración de la comunicación en la Comunidad Parroquial para construir y afianzar las relaciones entre sus miembros, y comunicarnos mejor con los otros.

Día y horario de reunión: tercer miércoles de cada mes a las 19.30.

Facebook: “Equipo de Medios Parroquia Guadalupe”

Contacto: Lic. Gabriela Gabioud, 15 6819 1479, “gabygabioud@gmail.com

 

 

 

Boletín Parroquial

Nuestra parroquia cuenta con este valioso medio de comunicación que brinda información de las actividades, encuentros, eventos que integran la agenda de nuestra Comunidad. También es una manera de compartir las buenas noticias con los que vivimos en este barrio.

Importante: Para publicar, se debe preparar y enviar el material, antes del 15 de cada mes.

Contacto: Teresita Pomar, tel. 4864 -9122

Aquí puede consultar los Boletines parroquiales anteriores

Grupo Scout

Somos un Movimiento abierto a todas las personas, hombres y mujeres con el propósito de contribuir al desarrollo integral de cada persona en particular y al de la comunidad en general.
Por esto, nuestra acción transformadora es una invitación a todos sin distinción de origen, raza, credo o situación social.
Nuestro medio es la educación no formal, educación alternativa que potencie las capacidades de las personas, que no se agota en un tiempo o en un lugar específico y que se brinda en forma permanente.
Nos ofrecemos como espacio de encuentros, donde el joven halle la posibilidad de enriquecerse en el intercambio comunitario con sus pares.
Somos un espacio de reflexión que fomente en el joven su capacidad de cuestionamiento, de crítica, de autonomía de pensamiento.
Un lugar donde optar libre y responsablemente por una jerarquía de valores que le sirva de referente para tomar decisiones éticas.
Nos buscamos como compañeros de senda de todos aquellos que caminan en la búsqueda de Dios, invitándolos a vivir plenamente su Fe con honestidad y alegría y dar testimonio de su compromiso.
Defendemos la vida, la paz, la justicia y la libertad.
Estamos compuestos de 4 ramas por edades de los chicos y jóvenes:
– Lobatos y lobeznas: 7 a 11 años.
– Unidad Scout: 11 a 14 años.
– Caminantes: 14 a 17 años.
– Rovers: 17 a 21 años.
Días y horarios de reunión:  Sábados desde las 15 hs. hasta las 19 hs.
Hacemos juegos y actividades donde se aprenden valores.
Web: http://gsguadalupe.com.ar/
Facebook https://www.facebook.com/gsguadalupe/
Contacto: Maximiliano Condado, 15 5471 2296,”maxbsas@yahoo.com.ar”

Servidores Orantes Marana-tha

La tarea principal de los Servidores Orantes es servir con su oración: “Escondidos con Cristo en Dios”. Ofrecemos nuestras oraciones y nos hacemos “uno” con el que sufre, con el necesitado, con “aquellos que claman por alguien que los ame”.
“La oración, es el encuentro con quien sabemos que nos ama”. 
                                                                                                                      Santa Teresa de Jesús
Te invitamos a pertenecer al grupo de Servidores Orantes de Marana-tha en Guadalupe.
Es una corriente de oración que intercede por las necesidades de la Iglesia en general, por la obra de la Asociación Privada de Fieles Marana-Tha, por las intenciones de sus integrantes, por la comunidad de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe.
La misión que nos convoca es la necesidad del encuentro con el hermano, la alegría de compartir una comunidad viva, a través del rezo del Santo Rosario.
El Espíritu que clama en nosotros ¡Marana-Tha!, realiza la transformación del hombre viejo al hombre nuevo en Cristo,saliendo del egoísmo al altruismo y reconociendo el rostro de Jesús en el hermano necesitado, solo, desamparado, triste y agobiado.
Este reconocimiento se da en el encuentro íntimo con el Señor tratando de vivir el clamor continuo que el Espíritu suscita en nuestros corazones: ¡Marana-Tha! ¡Ven, Señor Jesús! (Apoc. 22,20).
¿Cómo interviene el Servidor Orante?
1-Tener el deseo de pertenecer a este servicio.
2-Hacer un compromiso diario de orar. Para ello tendrás distintas opciones: Santa Misa, Novenas, Oraciones, Rosarios, Adoración Eucarística, con  las cuales podrás comprometerte.
3-Rezar las oraciones: “Elevación a la Santísima Trinidad” y  “Comunidad”, todos los   días. Ellas nos identifican como

Servidores Orantes Marana-Tha.
En el Carisma de Intercesión podemos apreciar:

  • La compasión de unos por otros.
  • El pedir con insistencia.
  • La ayuda de otros.
  • La actuación sanadora de Dios.
  • El agradecimiento a Dios porque su misericordia y amor no tienen fin.

Días y horarios de reunión: terceros jueves del mes, a las 19,45  en el Oratorio: Capilla del Santísimo Sacramento, que se encuentra en la Basílica.

Todos los que participan de este sentimiento, de la necesidad de responder a los hombres de nuestro tiempo como una misión de Dios, una misión “Marana-tha”, conforman la comunidad, acogen el don de Dios y se convierten en instrumentos suyos para continuar con la obra de Jesús.
La obra que realiza el Espíritu Santo en cada uno de los que le decimos “sí” a la venida de Jesús, nos va dando el don de vivir la comunidad, el de ser hijos de Dios, el de tomar conciencia de que Dios es nuestro verdadero Padre y que todos los que seguimos a Cristo, somos hermanos.
Por eso, con el Espíritu y la Iglesia, te invitamos a decir:

¡Ven Señor Jesús! ¡Marana-tha!
Familia Marana-Tha: Página web: www.familiamaranatha.com.ar/
Facebook: www.facebook.com/pages/Familia-Marana-tha-Oficial
Contacto: Servidores Orantes en Guadalupe: Norma Pérez  155 151 4721, nbperez@hotmail.com