1º de Mayo – Jornada Internacional del Trabajador

TRABAJO 2

Manifestación, 1934 / ANTONIO BERNI


La sociedad humana no puede ser una ley de la selva en la cual cada uno trate de manotear lo que pueda, cueste lo que cueste. Y ya sabemos, demasiado dolorosamente, que no existe ningún mecanismo automático que asegure la equidad y la justicia. Sólo una opción ética convertida en prácticas concretas, con medios eficaces, es capaz de evitar que el hombre sea depredador del hombre.

Debemos terminar con la cultura de la corrupción y revalorizar la cultura del trabajo. Pero este reconocimiento que todos declamamos no termina de hacerse carne. No sólo por las condiciones objetivas que generan el terrible desempleo actual (condiciones que, nunca hay que callarlo, tienen su origen en una forma de organizar la convivencia que pone la ganancia por encima de la justicia y el derecho), sino también por una mentalidad de viveza (¡también criollal) que ha llegado a formar parte de nuestra cultura.

Salvarse y zafar… por el medio más directo y fácil posible. “La plata trae la plata”… “Nadie se hizo rico trabajando”… creencias que han ido abonando una cultura de la corrupción que tiene que ver, sin duda, con esos atajos por los cuales muchos han tratado de sustraerse a la ley de ganar el pan con el sudor de la frente.

En la ética de los ganadores, lo que se considera inservible, se tira. Es la civilización del descarte. En la ética de una verdadera comunidad humana, en ese país que quisiéramos tener y que podemos construir, todo ser humano es valioso.
Quizás, en nuestro país, esta enseñanza haya sido de las más olvidadas. Pero más allá de ello, además de no permitir ni justificar nunca más el robo y la coima, tendríamos que dar pasos más decididos y positivos. Por ejemplo, preguntarnos no sólo qué cosas ajenas no tenemos que tomar, sino más bien qué podemos aportar. ¿Cómo podríamos formular que también son vergüenza la indiferencia, el individualismo, el sustraer (robar) el propio aporte a la sociedad para quedarse sólo con una lógica de “hacer la mía”?

Fragmento del documento“La Nación por construir. Utopía, pensamiento y compromiso” del Cardenal Jorge Mario Bergoglio S.J, en su exposición central en la VIII Jornada de Pastoral Social que se realizó el 25 de junio de 2005  .